Swissport, Menzies y WFS, tres empresas clave en el sector del handling aeroportuario, han advertido de que la aplicación de los ERTEs hasta el mes de junio es insuficiente y que deberían prorrogarse hasta finales de año en los sectores más afectados, como el del transporte aéreo.

El Gobierno ha aprobado con el apoyo de patronales y sindicatos la prórroga de los ERTEs por fuerza mayor hasta el 30 de junio, aunque se ha reservado el derecho a prorrogar este plazo. En este caso, los operadores de tierra han sufrido una caída media del 90% en su actividad.

Por ello, las tres empresas, que cuentan con más de 2.700 empleados, han pedido que la continuidad de estos expedientes de regulación de empleo esté supeditada a la recuperación paulatina de la actividad en los sectores más perjudicados.

Además, han reclamado que se tenga en cuenta a las empresas de handling en las medidas que se adopten para la supervivencia y recuperación del sector, como es el caso de las ayudas financieras a las aerolíneas. El sector ha sido fuertemente golpeado por la crisis sanitaria, pero sigue siendo vital para la recuperación de las compañías aéreas y aeropuertos.

Si no reciben ayudas adecuadas, las operativas aeroportuarias no podrán continuar. Por ello, han instado al Gobierno a abordar lo antes posible las medidas necesarias y específicas que van a requerir estos sectores para que la cobertura del acuerdo sea completa.