Actividad con graneles sólidos en el puerto de Alicante

Las presiones que están dañando a los precios del precios del mineral de hierro y del carbón podrían afectar a los fletes de graneles sólidos.

La tendencia alcista en los fletes de graneles sólidos ha llegado a su fin, según los datos del último informe semanal de Allied Shipbroking recogidos por Anave.

El documento afirma que el fuerte crecimiento del sector en el primer cuatrimestre del año ha dado la razón a los analistas que auguraron un rebote en este tipo de tráficos, pero vaticina ciertas dificultades para que este segmento pueda mantener el incremento actual.

Todo apunta a que los resultados registrados en los cuatro primeros meses de 2017 serán los máximos con los que se cerrará el ejercicio, ya que a pesar de haberse superado los niveles de 2015 y 2016 y estabilizarse la oferta de tonelaje, las presiones en los precios del mineral de hierro y del carbón podrían afectar a los fletes de graneles sólidos.

La caída en los precios de ambas mercancías coincide con un momento en el que la producción de acero en China y la importación de carbón y mineral de hierro para la siderurgia ha alcanzado niveles máximos, lo que podría indicar que estos descensos han sido consecuencia de una preocupación por el potencial exceso de la demanda.

Por ello, el informe advierte de la necesidad de observar la reacción de las minas chinas y su influencia en la tendencia de las importaciones, para descubrir si los altos niveles experimentados en el Baltic Dry Index desde marzo podrán mantenerse en el transcurso del año.