Prologis estima que el crecimiento de las rentas de alquiler de inmuebles logísticos en Europa ha crecido un 0,3% el año pasado, en una tendencia que ha conseguido sobreponerse a las incertidumbres que han atenazado a la economía del Viejo Continente gracias al impulso del comercio electrónico.

Según el análisis de la compañía, la demanda se vio impulsada por las industrias que suministran bienes esenciales, incluido el comercio electrónico, mientras que, por otra parte, la puesta en el mercado de oferta de activos inmologísticos nueva se ha mantenido estable hasta finales de año.

Así mismo, la superficie desocupada en el continente se ha mantenido entre las más reducidas del mundo, con una tasa de un 4,2%, mientras que, al tiempo, la subida de los costes de sustitución, impulsada estructuralmente por la escasez de suelo, ha continuado durante todo 2020, imprimiendo un avance constante del crecimiento de los alquileres.

En concreto, mercados como el Rin-Ruhr, el sur de los Países Bajos, Praga y los centros urbanos de preparación de pedidos de Londres y París registraron las mayores tasas de crecimiento de los alquileres el año pasado.

Evolución en 2021

De cara al presente 2021, tras un año de volatilidad, Prologis espera que este sea un año de crecimiento constante en la mayoría de los mercados, toda vez que la resiliencia del sector inmologístico ha atraído una sustancial inversión en capital que podría derivar en un exceso de oferta.

Así pues, a la vista de la existencia de una sustancial demanda estructural y dado que los costes de reposición siguen aumentando es poco probable que la nueva oferta satisfaga esta demanda en la mayoría de los mercados, se vaticina año de fuerte crecimiento de los alquileres y que, al tiempo, incrementa la competencia por activos y promociones.

En este mismo sentido, se espera que las tendencias estructurales impulsen la demanda de activos inmologísticos premium y, de igual manera, la aceleración de la adopción del comercio electrónico incrementará la necesidad de más espacio cerca de los consumidores finales.

Por otra parte, Prologis estima que todo apunta a que continuarán las disrupciones provocadas por la pandemia, aun cuando se espera que la volatilidad sea menos severa que en 2020, ya que muchos clientes tienen ahora una mejor visibilidad de la cadena de suministro.

El aumento de las existencias debería impulsar el crecimiento de la demanda e incluso es posible que la recuperación económica derive en una demanda cíclica durante el segundo semestre de 2021, por lo que la compañía prevé un retorno a las tendencias de crecimiento anteriores a la crisis sanitaria este mismo año.