La Comisión de Transportes del Congreso de los Diputados ha acordado instar al Gobierno a que elabore “un estudio de la situación en que se encuentra el sector del transporte de mercancías no superior a dos toneladas y el impacto sobre el empleo y la actividad de la entrada de nuevos operadores no especializados” con el objetivo de abordar en el plazo máximo de un año la elaboración de una norma que regule esta actividad.

Cada vez es más habitual esta práctica, especialmente en los segmentos del transporte ligero y los envíos de paquetería, toda vez que algunas plataformas utilizan recurrentemente vehículos particulares y turismos, así como VTCs para el transporte de esta carga.

Estas prácticas suponen, según gran parte del sector logístico y de transporte, un claro caso de intrusismo profesional, que da lugar a situaciones de dumping social y perjudican a otros actores que están debidamente autorizados.

Por otra parte, los actores del comercio electrónico alegan que necesitan fórmulas de contratación y envío más adecuadas a las necesidades que plantea la urgencia del comercio electrónico.

Entre medias, Competencia ha dado un espaldarazo al envío de paquetería pequeña en turismo VTC dentro de la Comunidad de Madrid recientemente, mientras que, por contra, las autoridades regionales han explicado al Comité de Transporte autonómico que seguirán imponiendo sanciones por estas prácticas.