Las distintas medidas de cierre de la hosteleria que se mantienen en el tiempo con el fin de contener los contagios de covid-19 están suponiendo una losa para un sector de gran importancia para la economía española.

Ante una situación que se prolonga sin visos de recuperar una cierta normalidad, el sector de la restauración parece haber puesto sus esperanzas en los servicios de entrega a domicilio, con el fin de paliar, aunque sea en parte, la caída de clientes que acuden a los establecimientos y mantener un cierto nivel de actividad.

En este sentido, una reciente encuesta llevada a cabo por Deliveroo indica que un 81% de los restaurantes invertirá en servicios de ‘delivery’ para convertirlo en un pilar para su negocio este mismo año.

Así mismo, el análisis también indica que para un 57% de ellos, los envíos a domicilio serán mucho más importante para su negocio en 2021 en comparación con ejercicios anteriores.

De igual modo, para el período que va hasta 2024, un 82% de los encuestados destaca que invertirá en la personalización de sus pedidos y en la logística de sus restaurantes, mientras que el 77% lo hará también en la mejora de su tecnología para dar mejor servicio a sus clientes.

Adicionalmente, también aumentan ligeramente los restaurantes que se plantean realizar mayores inversiones tanto en ampliación de sus cocinas para envíos a domicilio, con un ascenso de seis puntos porcentuales más, derivada del aumento de pedidos a domicilio, como de contratación de personal para satisfacer dicho aumento de la demanda, que también se incrementa en tres puntos porcentuales.

Por último, la plataforma arrima el ascua a su sardina, ya que, según su encuesta, solo un 20% de los restaurantes españoles defienden que los ‘riders’ sean empleados contratados por las plataformas.