la moda impulsa el e-commerce

El e-commerce es clave en la reconversión que vive el sector en los últimos años.

El crecimiento imparable del e-commerce en el sector de la moda ha convertido la venta on-line en una actividad estratégica para el canal tradicional off-line.

Por ello, con el fin de analizar los retos que el comercio electrónico presenta al mundo de la moda, se ha celebrado este jueves 26 de noviembre en Madrid ‘Ubicalog 2015: El sector textil a la vanguardia de las nuevas tendencias en logística’.

En el encuentro se ha abordado desde la conversión de las instalaciones logísticas diseñadas para dar servicio sólo al comercio físico, hasta la dualidad existente entre el B2B y el B2C y la necesidad de una cadena de suministro eficiente.

Durante la Jornada se ha puesto de manifiesto que, en el sector del e-commerce, la satisfacción del cliente se establece como la piedra angular sobre la que deben girar todas las actividades de una compañía.

Satisfacer sus necesidades es un reto cada vez más complicado, ya que el cliente ha pasado en muy poco tiempo de un obligatorio desplazamiento a la tienda física a controlar todo lo que compra desde cualquier lugar y dispositivo a través de múltiples posibilidades, es decir, se ha convertido en un cliente omnicanal. 

Incidencia en las operaciones logísticas

En este contexto, dos de las principales necesidades del consumidor omnicanal inciden directamente en las operaciones logísticas de un e-commerce, según ha señalado durante el encuentro el director de Proyectos de Altius Consulting, Juan José Montiel.

La primera de ellas es que el usuario debe poder decidir dónde, cómo y cuándo recibirá el producto, mientras que la segunda pasa por facilitar la logística inversa de la manera más eficiente y cómoda para el cliente.

De este modo, la fidelización de un cliente on-line con un e-tailer pasa necesariamente por una gestión eficiente de la cadena de suministro.

Juan José Montiel analiza en Ubicalog 2015 las claves del e-commerce del sector textil

Juan José Montiel analizó en Ubicalog 2015 las claves del e-commerce del sector textil.

Para mejorar la experiencia del envío, el sector aumenta constantemente las soluciones que pone en el mercado, entre las que destacan la entrega en consignas automáticas y en puntos de conveniencia, o en domicilios con horarios convenidos previamente. Las posibilidades de recibir el artículo el mismo día de compra o incluso en fin de semana también impulsan las ventas de cualquier comercio on-line.

En lo que respecta a la logística inversa, el ejemplo a seguir es el de los comercios alemanes, en el que las devoluciones del textil se realizan sin costes añadidos para el cliente, a pesar de que en este país ascienden al 30% de las compras. Además, lo ideal es que dicha devolución también pueda gestionarse en las ventas internacionales.

Temores desmentidos

En otro orden de cosas, el principal escollo que frena la entrada a la venta on-line de los comercios tradicionales es la creencia de que ambos negocios se solaparán entre ellos, al entenderse como dos unidades diferenciadas.

Esta cuestión ha sido desmentida por el director de la consultora durante su ponencia, señalando que una estrategia que integre on-line y off-line permite aumentar entre un 5% y un 10% las ventas de la tienda física, aportando también beneficios al e-commerce la recogida en tienda por el consecuente ahorro del envío, entre otras posibilidades.