Pasan las semanas, el coronavirus sigue haciendo estragos y se mantienen las iniciativas solidarias de las empresas del sector logístico y de transporte.

En este sentido, DHL ha flexibilizado su cadena de suministro para hacer frente a las crecientes necesidades de aprovisionamiento de los más de 400 hospitales y centros sanitarios y las 2.100 farmacias con que el operador logístico trabaja en toda España.

De igual manera, trabajadores voluntarios del operador logístico han realizado hasta ahora la carga y el traslado de 332 toneladas de material sanitario al hospital temporal instalado en Ifema, para lo que han movilizado hasta ahora 45 trailers, más de 1.100 palés y más de 25.000 cajas.

Por otro lado, Transfesa Logistics ha puesto a disposición de las autoridades los equipos de su taller mecánico del municipio madrileño de Alcorcón para apoyar en la desinfección de vehículos de servicio público.

Así mismo, en el transporte de mercancías por carretera, Fegatramer, en colaboración con la Xunta de Galicia, ha empezado a repartir más de 60.000 mascarillas entre las empresas del sector en la comunidad autónoma.

Además, el sector de carga aérea ha repartido la semana pasada el material sanitario de protección adquirido hasta el momento con todas las donaciones solidarias movilizadas, con un total de 16.000 mascarillas quirúrgicas, de las cuales 12.000 han sido importadas de China vía Hong Kong y otras 4.000 han sido adquiridas en el mercado local.

De otra parte, la aplicación creada por T-Systems y Mercabarna ha permitido repartir más de 30.000 kilos de alimentos mensuales a Cruz Roja, que han sido donados por el mercado central barcelonés.

El Grupo Volkswagen ha donado cerca de 200.000 mascarillas a la sanidad pública española, que se distribuirán a las comunidades autónomas a través del Ministerio de Sanidad.

Finalmente, Logista Pharma ha puesto en marcha una iniciativa para dotar a los hospitales de un servicio de recogida en las farmacias hospitalarias y entrega de las dispensaciones en los domicilios de los pacientes durante la crisis sanitaria, que evita que los pacientes tengan que desplazarse a los hospitales.