Mercedes-Benz ha actualizado el diseño de la Sprinter para garantizar un mejor comportamiento y una mayor seguridad en prácticamente cualquier tipo de terreno, ya sean autopistas, caminos rurales o zonas de tráfico intenso.

El principal responsable de ello es su nuevo motor diésel OM 654 de dos litros, procedente de su gama de vehículos de pasajeros y que cumple con la normativa Euro VI-E y Euro 6D. Se trata de un potente motor de cuatro cilindros que hasta ahora solamente estaba disponible en algunas variantes y que desde septiembre será la elegida para todas las versiones del modelo, incluida la de tracción total.

La nueva Sprinter, que ofrecerá una potencia de 114 CV, 150 CV, 170 CV o 190 CV, según la opción de preferencia, ha conseguido reducir aún más el nivel de ruido y vibraciones respecto a su predecesora.

Además, los materiales utilizados, sumados a un proceso de combustión optimizado y el recubrimiento Nanoslide para los cilindros, así como la recirculación dinámica de los gases de escape y el sistema de post-tratamiento de los gases de escape facilitan un menor consumo y menores emisiones.

Se ofrece también la transmisión automática 9G-Tronic, que reemplaza a la 7G-Tronic Plus y complementará a la transmisión manual de seis velocidades. Esta caja de nueve velocidades permite un considerable ahorro en el consumo de combustible y una gran reducción de las vibraciones y ruidos. Igualmente, la optimización de los elementos hidráulicos facilita unos cambios de marcha rápidos y apenas perceptibles sin prácticamente ninguna interrupción.

Puertas deslizantes automáticas

Por otro lado, conviene mencionar el nuevo sistema automático de puertas deslizantes, controlado por sensores. Una barrera lumínica detecta al conductor cuando accede al compartimento de carga desde el asiento del conductor y automáticamente desbloquea y abre las puertas, para ahorrar tiempo y liberarle de trabajo.

De este modo, puede abandonar el vehículo con los paquetes en la mano sin tocar nada más, y con la garantía de que la puerta se cerrará también de forma automática cuando salga. Asimismo, hay que destacar que la puerta es transparente desde el interior, por lo que el conductor puede ver lo que tiene delante antes de bajar del vehículo, evitando colisionar con viandantes o ciclistas.

En cuanto a la nueva Sprinter 4×4, también disponible desde septiembre, ofrece una mayor tracción ‘on-road’ y ‘off-road’, pudiendo distribuir el par motor de forma totalmente variable entre el eje delantero y el trasero en función de la situación y sin necesidad de que intervenga el conductor.