robo de combustible en camiones

El robo de combustible sigue siendo un problema masivo en Europa.

MiX Telematics ha llevado a cabo un estudio detallado sobre las tendencias actuales y futuras de la industria telemática en el sector de los vehículos comerciales, en el que se ha realizado un análisis de cuatro mercados clave de Europa: Reino Unido, Francia, Alemania y España.

Según señalan desde el proveedor, el estudio demuestra que la telemática puede satisfacer una amplia gama de necesidades operativas, más allá de lo que podría describirse como soluciones tradicionales de gestión de flota.

En este sentido, destacan las soluciones que puede ofrecer al sector transporte en dos cuestiones que les preocupan especialmente, estas son la recuperación de vehículos robados y el robo de combustible a camiones.

El robo de vehículos

En Reino Unido, un tercio de todos los vehículos robados nunca se recuperan. En 2014, el número de vehículos robados reportados ascendió a 69.547 unidades. Adicionalmente, se reportó que los robos de la carga se duplicaron durante el segundo trimestre de 2015.

En Francia, el número de robos de mercancías reportados ascendió de 1.673 en 2013 a 2.500 en 2014, el 75% de los cuales fueron directamente llevados a cabo desde el propio vehículo.

Por otro lado, la Asociación de Protección de Activos Transportados considera que Alemania es la principal víctima europea de robos de semirremolques y mercancías. Según la Europol, 8,2 billones de euros en mercancías son robados cada año en Europa.

La media de Francia, por ejemplo, está en 22.000 euros por robo. Lo mismo ocurre en España, donde el coste total de los robos de mercancías alcanza los ocho millones de euros por año.

Ante este escenario actual, los transportistas apuestan cada vez más por tecnologías telemáticas que permitan realizar seguimiento y geolocalización del vehículo en todo momento y de manera profesional.

Robo de combustible

Según el estudio de MiX Telematics, el robo de combustible sigue siendo un problema importante en toda Europa. En Francia, por ejemplo, se estima que prácticamente todas las empresas de transporte han sido víctima de robo de combustible en algún momento.

España informa de que la mayoría de los delitos se producen en las proximidades de las grandes ciudades, con Barcelona, Sevilla y Valencia como principales puntos negros.

Si bien las cifras exactas son difíciles de establecer, debido a que muchos de estos delitos no son denunciados, las pocas que sí se hacen apuntan a que los robos se cometen principalmente en áreas de descanso y parkings, y se realizan cortando o accediendo directamente al depósito de combustible, el cual en muchos casos es de fácil acceso en los vehículos comerciales.

El robo de combustible es, sin duda, un problema masivo en todo el continente. A pesar de que la telemática por sí sola no puede resolver el problema, sin lugar a dudas puede ayudar a prevenirlo a través de la instalación de monitores de nivel de combustible vinculados a los sistemas telemáticos.

Estos sistemas proporcionan alertas si un tanque de combustible comienza a drenar de forma repentina, mientras que también entregan la posición exacta del vehículo.

Debido a que los operadores han comenzado a tomar acciones para la protección proactiva de sus inversiones, se espera que una gran parte de ellos comiencen a cooperar con las policías locales para facilitar respuestas rápidas y eficaces para los incidentes de robo de combustible.