La pandemia del Covid-19 ha provocado una caída considerable de los volúmenes portuarios, provocada por el efecto de la cancelación de escalas para poder alinear la capacidad a la demanda.

El puerto de Barcelona no ha sido ajeno a ello, pues tanto el tráfico como las escalas se han reducido. Sin embargo, el ratio de movimientos por escala en BEST ha aumentado significativamente.

Durante la semana 23, la terminal dio la bienvenida al mayor buque de la historia del recinto portuario, el MSC Sixin, con una capacidad de casi 24.000 TEUs. Posteriormente, han llegado buques similares de la alianza 2M que cubren la ruta entre el Lejano Oriente y Europa, agrupando movimientos que antes se hacían con diferentes servicios.

Así, se ha pasado de los 8.000 movimientos por escala en la semana 22 a los casi 8.500 movimientos en la semana 24. Este cambio de la demanda, con grandes picos de concentración de carga, en grandes buques oceánicos y con un menor número de escalas, impacta directamente en la forma en la que las terminales deben plantear su oferta de servicio.

Inversiones

En el caso de la terminal catalana, ha realizado importantes inversiones en grúas capaces de operar este tipo de buques, así como en otros equipamientos operativos, lo que le ha permitido mantener unos rendimientos por grúa entre los 35 y los 45 movimientos por hora y un gran número de equipos trabajando de forma simultánea en los buques.

En estos casos concretos, se ha trabajado con hasta siete grúas y medias de más de cinco grúas operando constantemente durante cada escala, con una productividad por encima de los 35 movimientos por hora por grúa, llegando por momentos a superar los 42, cuando normalmente en las terminales europeas la cifra se sitúa por debajo de los 25.

Los rendimientos son superiores a los 200 movimientos por hora sobre buque en muchos momentos, lo que permite reducir en varios días la estancia en puerto, disminuyendo los costes portuarios y operativos. Además, el tiempo ganado permite reducir la velocidad de navegación para llegar a los siguientes puertos, lo que conlleva un ahorro de combustible.