terminal contenedores gijon

La Terminal de Contenedores de Gijón, perteneciente a Grup TCB, ha sido reconocida con la EMAS, una certificación voluntaria expedida por la Unión Europea que garantiza el compromiso medioambiental de las empresas tras superar una auditoría independiente. De este modo, TCG ha quedado inscrita en el Registro EMAS del Principado de Asturias. 

Para el grupo, haber alcanzado este certificación significa disponer de una política medioambiental bien definida y de un sistema de gestión medioambiental de cuyo funcionamiento informan periódicamente. Asimismo, desde TCB, aseguran que este sello representa un compromiso con el desarrollo de acciones y evaluaciones medioambientales. Cabe destacar que algunos de los principales objetivos del grupo son la reducción del consumo energético y el tratamiento adecuado de residuos.

La Eco-Management and Audit Scheme de la Unión Europea (EMAS) fue creada en 1995 como herramienta para que las compañías industriales evaluaran de forma estandarizada su actuación medioambiental e implementaran medidas de perfeccionamiento. Desde 2001 la certificación está abierta a todos los sectores económicos y constituye un sello que garantiza la mejora continua de procesos de sostenibilidad medioambiental, la credibilidad de la empresa mediante auditorías externas y la transparencia sobre la acción de la compañía en dicha materia.

En España, la Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB) se convirtió en 2011 en la primera compañía de contenedores que recibió la certificación EMAS, a la que siguió la filial valenciana del holding, TCV.