tres gruas super post panamax llegan al puerto de SCTFE

En el primer semestre del año, la terminal de contenedores en el puerto de Vigo ha incrementado en un 7%, respecto al mismo periodo de 2012, con un movimiento de 1,21 millones de tn de mercancías frente a las 1,13 millones de enero a junio del año pasado.  En el mes de junio, este tráfico registró una subida del 10,44% con un total de 224.527 tn de mercancías, según informa el Faro de Vigo. 

El tráfico de mercancías en el puerto de Vigo creció un 7% a lo largo del primer semestre del año. En este incremento destacan las subidas experimentadas por los automóviles (+28%), las conservas (+35%), las maderas (+45%) el granito elaborado (+20%) y las piezas de automoción (+12%), a las que hay que sumar también el aumento experimentado en los últimos meses por los graneles, como es el caso del cemento, que subió un 1% en el acumulado del mes de junio, tras una bajada continuada en los últimos años.

Para mejorar el tráfico de contenedores, a partir de septiembre el muelle de contenedores Guixar contará con la mayor grúa pórtico que opera en todo el arco atlántico. 

Actualmente, se encuentra en fase de pruebas de calibración para lograr los certificados que le permitan comenzar a trabajar. Así, el nuevo centro transformador, necesario para aumentar en 2.800 kW la potencia, está disponible y podrá aportar la energía necesaria para su puesta en marcha. 

La Super Post Panamax ha sido fabricada por Shanghai Zhenhua, y tiene capacidad para cargar dos contenedores simultáneamente. Su pluma extendida alcanza los 61 metros hacia el mar, 15 metros más que las Paceco. Así, la nueva grúa puede descargar los 16 contenedores que se estiban en la manga de los mayores buques que recalan en Vigo.

Tal y como informa el rotativo, la grúa, que ha supuesto una inversión de más de 2 millones de euros, dispone de una potencia que le permite manejar pesos de hasta 65 tn y moverlas a una velocidad de 70 metros por minuto. 

La construcción de los carriles está a punto de concluir y el 19 de agosto se llevará a cabo el calzado de la grúa para elevarla y encajarla definitivamente. La obra fue adjudicada en enero con un importe de 1,5 millones de euros a la UTE Dragados-Geocisa. Los nuevos raíles son más anchos y recorren 230 metros de muelle, distancia suficiente para trabajar en el buque portacontenedores con mayor eslora que amarra en Guixar.

La entrada en servicio de esta grúa reducirá el tiempo de descarga de un buque, lo que implica una menor estancia en el puerto, liberando línea de atraque, ahorro en tasas y disminución de las horas de espera.