valencia-terminal-europa-de-grimaldi

Se probarán tecnologías de hidrógeno para la maquinaria portuaria con el fin de desarrollar soluciones y aplicables.

Con el objetivo de adaptar sus habilidades a las nuevas exigencias medioambientales, el Grupo Grimaldi y su filial Valencia Terminal Europa se han unido al proyecto H2Ports para la implementación de tecnologías y pilas de hidrógeno en los puertos, que ha celebrado su primera reunión en Valencia. 

El objetivo es proporcionar soluciones eficientes que faciliten una transición rápida de una industria basada en combustibles fósiles, a una con bajo impacto de carbono y cero emisiones. Para ello, se probarán tecnologías de hidrógeno para la maquinaria portuaria con el fin de desarrollar soluciones reales y aplicables, sin comprometer el rendimiento y seguridad.

Esta acción prevé la puesta en marcha de diferentes pilotos para cerrar la brecha entre los prototipos y los productos pre-comerciales. En concreto, se testarán dos iniciativas en condiciones operativas reales en la terminal

Una de ellas consistirá en el uso de un tractor impulsado por pilas de hidrógeno para la manipulación de mercancía rodada, y la otra en la habilitación de una estación móvil de repostaje de hidrógeno para garantizar los ciclos de trabajo de la maquinaria.

A través de estas acciones, la instalación se convertirá en la primera a nivel europeo en utilizar maquinaria impulsada por hidrógeno. Contará con el apoyo en este plan de la Fundación Valenciaport, la Autoridad Portuaria de Valencia, el Centro Nacional de Hidrógeno y las empresas Atena, Ballard Power Systems Europe y Enagás. 

Además, el proyecto llevará a cabo estudios para desarrollar una cadena de suministro de hidrógeno sostenible, coordinando a clientes, productores de hidrógeno y proveedores. Con una inversión total de cuatro millones, contará con la financiación público-privada de la Iniciativa Conjunta por las Pilas de Combustible y el Hidrógeno, FCH JU.