Terminal Intermodal de Monzón.

TIM pertenece al Grupo Samca, que ha realizado una inversión de nueve millones de euros, y cuenta con el apoyo de Renfe Mercancías, a través de Logirail, con un 10% del accionariado.

En este primer año, con una media de cinco trenes semanales y con puntas en las que se ha llegado hasta los diez trenes semanales, que llegaban con materias primas y salían principalmente con alfalfa, hacia Barcelona, se han movido más de 200.000 toneladas en su paso por la terminal.

El recinto dispone de dos vías, más una vía de maniobra, que podrían ampliarse hasta cuatro. A pesar de que la longitud de las vías es actualmente de 520 m.,  se espera poder incrementar de manera sustancial la capacidad de la terminal con una modificación sencilla en el apartadero de Selgua, antes de acometer una posible ampliación hasta los 750 m.

Los servicios que ofrece la plataforma intermodal de Monzón son la carga y descarga de contenedores marítimos a ferrocarril y camión, cross docking de camión a camión, estancias de contenedores, limpieza y reparación de contenedores, servicios administrativos, etc.

A la terminal llegan todo tipo de productos, desde materias primas industriales hasta productos agrícolas, pasando por productos alimenticios, piezas de aluminio, motores destinados a la automoción o coque.

Hasta el momento el principal destino es el puerto de Barcelona, con MSC y TCB Railway como los operadores principales de la terminal, aunque no se descarta la ampliación a otros puertos, lo que conllevaría necesariamente un aumento de los tráficos.

La plataforma representa una gran oportunidad para la región, gracias a las comunicaciones con las regiones colindantes en las que se concentra el mayor potencial económico del país, y sirve de puerta a las transacciones con el resto de países de Europa y del Norte de África.