La trama de los cursos falsos de formación que implica a patronales de Madrid, conocido como «Caso Aneri», ha salpicado de lleno al sector transporte de mercancías tras la detención el pasado martes 11 de Juan José Gil Panizo, secretario general de la patronal Fenadismer y de la federación de transportistas Ucotrans.

Tras permanecer detenido el martes y el miércoles, Juan José Gil declaró este jueves ante el juez Diego de Egea, del Juzgado de Instrucción 15 de Madrid, y quedó en libertad junto al resto de detenidos.

Su detención se produjo en el marco de una nueva operación policial en la que también se arrestó a otras 10 personas en Madrid y Córdoba por su supuesta  relación en la estafa. Entre los arrestados también está Alfonso Tezanos, vocal de al directiva de la patronal madrileña CEIM. Estas detenciones se suman a la del empresario cerebro de la trama, José Luis Aneri hace unos días.

La detención de Gil Panizo está relacionada con las irregularidades detectadas por parte de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la policía (UDEF), entre Ucotrans y la red empresarial de Aneri. Así, los inspectores detectaron que había alumnos que se repetían con demasiada frecuencia en los cursos. Entre esos alumnos había vendedores ambulantes que ni siquiera pertenecían a la federación y familiares y extrabajadores de Aneri

Según han precisado a Efe fuentes policiales, la investigación ha descubierto que en 2010 la Federación de Cooperativas de Transporte (Ucotrans) traspasó 2,1 millones de euros a la empresa Sinergia Empresarial Avanzada, de la que son responsables José Luis Aneri y su socio Víctor Javier Porta, y 954.278 euros a otras sociedades mercantiles.

Además, los agentes constataron que más del 90% de los alumnos no habían hecho los cursos.  En total, el agujero generado por la trama en las arcas públicas es por ahora de 15 millones de euros, 4,4 en subvenciones regionales y unos 11 millones de ayudas estatales.

Sorpresa en el sector

La noticia de la detención de Juan José Gil ha cogido por sorpresa al sector transporte. Así, el martes, durante la celebración del Consejo Nacional de Transportes en el Ministerio de Fomento, llegó la información todavía sin confirmar que Juan José Gil Panizo había sido detenido en Madrid. “Inmediatamente Julio Villaescusa, presidente de Fenadismer, abandonó la reunión aceleradamente sin despedirse de nadie”, apunta a cadenadesuministro.es un participante de la reunión.

Por la tarde de ese mismo martes 11 también estaba confirmada la asistencia de Juan José Gil y de Julio Villaescusa en la reunión que el CNTC celebró con AECOC, pero ninguno de los dos se presentó. “Es evidente que todo esto llamó la atención y, evidentemente, pensamos que podía haber algo malo”, advierte la fuente.

Espero que no haya ningún elemento extraño porque es preocupante que si algunos no han hecho las cosas bien en la gestión de las ayudas a la formación, puede ser un elemento que castigue al resto de organizaciones del sector. Aunque estoy seguro que Juan José Gil podrá demostrar su inocencia”, ha asegurado a cadenadesuministro.es el presidente del Comité Nacional de Transportes, Ovidio de la Roza.

Por su parte, este jueves Fenadismer ha preferido no hacer ninguna declaración. Asimismo, el presidente de la patronal, Julio Villaescusa, ha estado incomunicado durante todo el jueves a pesar de las insistentes llamadas realizadas por cadenadesuministro.es.

“En CETM estamos muy tranquilos”

Por su parte, fuentes de CETM han manifestado que están muy tranquilos “porque todo el dinero que manejamos para formación se ha gestionada correctamente, con inspecciones y auditorías”.

Además, la patronal recalca que todo el dinero de formación se ha destinado a las diferentes patronales de la organización y, sobre todo, a hacer inversiones propias en centros de formación, como el de Azuqueca de Henares.

Asimismo, “nunca hemos subcontratado a ninguna otra empresa para impartir cursos de formación, todo lo hemos gestionado directamente nosotros”, puntualiza una fuente autorizada de la patronal.