El correcto mantenimiento del sistema de transmisión por correas ayuda a reducir el consumo de combustible y a mantener el motor, así como el resto de la cadena cinemática, en condiciones óptimas de trabajo.

Además, una tensión insuficiente puede provocar un deslizamiento de la correa, que reduciría la potencia de la bomba de agua, mientras que una fricción excesiva genera un desgaste prematuro, que puede terminar en una rotura con graves consecuencias.

Por todas estas razones, Scania lanza de nuevo la campaña con la que ayuda a los clientes a realizar un conveniente mantenimiento preventivo de la transmisión por correas, al aplicar un 20% de descuento en tensores, correas y rodillos hasta el 15 de septiembre de 2015. 

El fabricante recomienda el cambio preventivo de las correas, tensores y rodillos para cualquier tipo de conducción cada dos años o 240.000 km para motores XPI, o 480.000 km para motores PDE/HPI.

¿Por qué utilizar un recambio original?

La pretensión del sistema de transmisión por correas depende de todos los componentes que interactúan entre sí, pero sobre todo de la calidad de las correas de transmisión y de los tensores de correas.

En este sentido, las correas de transmisión del fabricante se prueban minuciosamente para garantizar una larga vida útil y proporcionar un funcionamiento eficiente de los sistemas periféricos del motor, lo que permite un transporte seguro con menos períodos de inactividad no deseados.