La nueva transpaleta eléctrica Premía ES de Mitsubishi , distribuida en España por Ulma Carretillas Elevadoras, ha recibido el premio internacional al diseño “red.dot” o “punto-rojo”.

Este premio, uno de los galardones de diseño más importante del mundo, tiene el objetivo de reconocer la calidad de diseñadores y fabricantes que desde 1955 pueden competir por el y son reconocidos en una ceremonia anual. La gala celebrada en Singapur contó en este certamen con una participación de más de 4.500 productos que representan a 1.800 empresas de 58 países que optaban al premio red.dot. de diseño en 19 diferentes categorías.

El jurado compuesto por 30 expertos internacionales, ha otorgado el premio a las nuevas transpaletas eléctricas de Mitsubishi por considerar que son equipos altamente cualificados y con un diseño de una gran ergonomía y funcionalidad.

Transpaleta electrica de corriente alterna

Las nuevas transpaletas eléctricas de corriente alterna Premía ES resistentes al agua y con capacidad de carga de hasta 2 tn, están diseñadas para desarrollar tareas de gran intensidad en entornos adversos, garantizando una gran durabilidad y eficacia.

Estas transpaletas son aptas para aplicaciones fuera del almacén, incluso bajo condiciones climatológicas adversas, ya que tanto el chasis como el sistema eléctrico, están protegidos contra la lluvia y las salpicaduras de agua, reduciendo la posibilidad de averías y disminuyendo los costes de mantenimiento.

Las horquillas son de alta resistencia y durabilidad. Soldadas, con puntas redondeadas y una elevación de 135 mm, permiten una manipulación sencilla en rampas de gran inclinación y muelles de carga. El diseño compacto y su pequeño radio de giro son otras de las características ventajosas de los nuevos modelos que dan como resultado una maniobrabilidad excepcional.

La serie Premía ES ofrece diferentes modelos que responden a diferentes posibilidades de aplicación dependiendo de cada necesidad y de la potencia que requiera cada trabajo. Todos los modelos incluyen un interruptor de llave mediante el que el operario puede elegir dos modos de rendimiento, aumentando la productividad, la seguridad y el ahorro al utilizar únicamente la energía necesaria para cada aplicación.