Adif copa el 9 de cada 10 euroscontratados en el primer semestre de 2012

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha expuesto este pasado lunes 29 de septiembre en la clausura de la jornada con el sector empresarial los beneficios de la Travesía Central Pirenaica (TCP) que es un proyecto «muy demandado» no solo por Aragón sino que se trata de un «proyecto de Estado» que «tiene el suficiente período de maduración para pensar que no nos vamos a equivocar».

Rudi ha indicado en este encuentro, celebrado en la sede de la CEOE en Madrid, que el proyecto tiene «un interés evidente de Francia», y que cuenta con «apoyos en España, Francia y Portugal».

La presidenta de Aragón ha destacado que hay «empujar todos en la misma dirección» para que este proyecto salga adelante. En este sentido, Rudi ha dicho que es «preciso» llevar a cabo «actos y reuniones» que «permita no equivocarnos» y «pasar de un proceso español a un proceso europeo».

La línea ferroviaria de mercancías entre España y Europa a través del Pirineo es una «apuesta de futuro» para la intermodalidad, con demanda sostenible, ofreciendo al sector del transporte capacidad para competir con Italia y Francia, menos costoso y más rápido de poner en servicio frente a otros ejes mixtos o con problemas de congestión, una «apuesta clara» para impulsar la competitividad de España y del sudoeste europeo.

Un total de 1.500 km de vía férrea

La Travesía Central de los Pirineos es un enlace que permite poner en valor 1.500 kilómetros de vía férrea entre el norte de África y el norte y el este de Europa. Además, aprovecha mucha de la infraestructura existente y atraviesa territorios que, al no tener una gran densidad poblacional, mejorarán su gestión y el uso de las infraestructuras para la mercancía.

Asimismo, es un corredor medioambientalmente sostenible, ya que puede llegar a ahorrar 462.000 toneladas de CO2 en España cada año y 1.200.000 en el conjunto de Europa. Esto supone un 88% de reducción de emisiones por tonelada.

Este eje podría transportar más de 30 millones de toneladas al año, según el estudio de análisis de la demanda de transporte de mercancías realizado por la Fundación Transpirenaica.

El análisis también recoge que la puesta en funcionamiento de la TCP supondrá en 20 años transportar diez veces más que la carga que se transporta en la actualidad por las conexiones existentes, por Portbou e Irún.