Con el fin de ayudar cumplir con la reducción de emisiones contaminantes que se ha fijado, la Unión Europea tiene previsto introducir cambios en el etiquetado de los neumáticos para mejorar su elección.

Según los datos de las autoridades europeas, los neumáticos representan entre el 20% y el 30% del consumo de combustible de un vehículo, lo que significa que elegir neumáticos más eficientes puede ayudar a reducir las emisiones de transporte.

Así pues, la UE quiere que los consumidores dispongan de toda la información necesaria antes de decidir que neumáticos eligen, por eso está introduciendo un nuevo etiquetado más claro.

Estas etiquetas incluirían información sobre la eficiencia del combustible y el agarre en pavimento mojado, en una escala de A a G (similar al etiquetado energético utilizado para los electrodomésticos), así como información sobre su nivel de ruido externo, expresado en decibelios.

De igual manera, tamnbién se podrá agregar en el futuro información sobre el agarre en nieve y hielo, así como información sobre kilometraje y abrasión, que se responsable de la contaminación por microplásticos.

Estas marcas deben ser claramente visibles para los consumidores, deben estar en todas los lugares donde se vendan llantas, incluso en internet, y deben incluir un código QR para escanear fácilmente.

Las autoridades europeas estiman que nuevas etiquetas de neumáticos permitirán a los consumidores de la UE distinguir fácilmente cuáles son los modelos más eficientes en cuanto al consumo de combustible.

Adicionamente, también creen que la seguridad vial también mejoraría y que se reduciría la contaminación acústica al elegir los modelos que generan menores niveles de ruido.

Tras llegar a un acuerdo el pasado mes de noviembre entre el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE, ahora el nuevo etiquetado tendrá que ser aprobado formalmente por ambas instituciones antes de entrar en vigor.