contaminacion humo tubo escape

La norma irá aplicándose gradualmente a las diferentes categorías de vehículos.

Los Estados miembros de la Unión Europea han alcanzado un acuerdo para empezar a negociar las futuras normas de monitorización y notificación de las emisiones de CO2 y el consumo de combustible que se aplicarán a los vehículos pesados nuevos con el Parlamento Europeo, una vez que este haya acordado su posición de negociación.

A su vez, la Eurocámara tiene previsto votar esta iniciativa en comisión en enero de 2018 y, posteriormente, presentarlo al pleno para su aprobación en febrero.

El Reglamento establece un sistema obligatorio de monitorización y notificación relativo a los vehículos pesados, similar al régimen que ya se aplica a los turismos y las furgonetas, con el fin de garantizar la exactitud de la monitorización y la notificación de las emisiones de CO2 y sentar las bases para el establecimiento y la aplicación de normas sobre emisiones de carbono en el futuro.

Además, estas nuevas obligaciones de monitorización y notificación establecidas solo se aplicarán a los fabricantes de categorías o grupos de vehículos que ya sean objeto de certificación en función de un calendario para cada categoría o grupo. La Comisión dispondrá de siete años para fijar las fechas de inicio de todas las categorías y grupos de vehículos contemplados en la legislación.

De igual modo, se creará un registro central de la UE en el que se recopilarán todos los datos de las autoridades y los fabricantes.

Por otra parte, los datos recopilados sobre las emisiones de CO2 y el consumo de combustible se pondrán a disposición del público para aumentar la transparencia del sector del transporte.

Así mismo, y en particular, los datos relativos a la aerodinámica de los vehículos (concretamente, el valor de resistencia aerodinámica), que es un elemento importante para determinar la eficiencia en el consumo de combustible de un vehículo, también se publicarán en forma de intervalos.