Obras del Corredor Mediterraneo

La Comisión Europea ha invitado a los Estados Miembros para que propongan proyectos para usar el fondo de 11,9 millones de euros del que dispone la UE para mejorar las conexiones de transporte europeas. Se trata de la mayor cantidad única de financiación que la UE ha destinado a este tipo de infraestructuras.

Los proyectos que se presenten, sin embargo, deberán estar co-financiados por los propios Estados, que tienen hasta el 26 de febrero de 2015 para presentar sus ofertas; los resultados de la licitación y la adjudicación de los proyectos se darán a conocer durante el verano de 2015.

En concreto, esta financiación irá destinada a los nueve principales corredores de transporte que, en conjunto, formarán la red básica de transporte con la que se pretende vertebrar la economía europea. Con ello, se pretende eliminar los cuellos de botellas, revolucionar las conexiones entre el este y el oeste de Europa y agilizar las operaciones de transporte transfronterizo para las empresas y los ciudadanos de la UE.

El aún vicepresidente y comisario de la Comisión de Transporte, Siim Kallas, ha considerado que el transporte es «fundamental» para una economía europea eficiente, por lo que «es más importante que nunca» invertir en las conexiones de transporte para impulsar la recuperación económica.

De hecho, ha señalado que las áreas de Europa que no cuenten con buenas conexiones, «no crecerán ni prosperarán». Por ello, ha animado a los Estados a «aprovechar esta oportunidad» para presentar los proyectos que busquen una mejor conexión, más competitividad y una oferta de servicios de transporte más rápidos, tanto para los ciudadanos como para las empresas.

La financiación de la UE prevista para el periodo 2014-2020 se ha triplicado hasta los 26.000 millones de euros, en comparación con 8.000 millones que se repartieron en el periodo 2007-2013, dentro del marco del nuevo programa Connecting Europe Facility (CEF). Estos 11,9 millones suponen el primer tramo que se facilitará del nuevo plan de financiación para el transporte.

Para 2030, se prevé que la red de transporte conecte 94 puertos europeos principales por ferrocarril y carretera; que 38 aeropuertos principales cuenten con conexiones ferroviarias; que haya 15.000 km de línea ferroviaria de alta velocidad; y que se realicen 35 proyectos transfronterizos para reducir los cuellos de botella.