Los ministros de Transporte de la Unión Europea ha llegado este pasado jueves a un acuerdo para presentar una propuesta que establece un marco jurídico uniforme para la utilización de la información electrónica relativa al transporte de mercancías en todos los modos de transporte, que ahora deberá negociarse con el Parlamento Europeo antes de su aprobación definitiva.

De este modo, está previsto que toda autoridad pública deberá aceptar la información transmitida por vía electrónica en plataformas certificadas cuando las empresas opten por tal formato para presentar información como prueba del cumplimiento de los requisitos legales, aunque también podrán seguir presentando dicha información en papel.

En los tres años siguientes a la entrada en vigor de la nueva normativa, la Comisión adoptará especificaciones técnicas comunes para garantizar la interoperabilidad entre los diversos sistemas y soluciones informáticos empleados para el intercambio de información relativa al transporte de mercancías, con procedimientos comunes y normas detalladas para el acceso a dicha información y su tratamiento por las autoridades.

El Consejo ha incorporado varias aclaraciones al texto elaborado por la Comisión, por ejemplo en lo que tiene que ver con el ámbito de aplicación, los requisitos y las responsabilidades de todas las partes afectadas.

De igual modo, también ha simplificado las responsabilidades de seguimiento e información de los Estados miembros y ha ampliado el período transitorio de cuatro a seis años.