Con motivo de la epidemia de coronavirus, la Unidad Militar de Emergencias ha llevado a cabo labores de desinfección preventiva en el puerto de Valencia, un recinto considerado estratégico por su capacidad de abastecimiento a la red sanitaria y a establecimientos distribuidores de productos de primera necesidad.

El despliegue se ha realizado en diversas franjas horarias a lo largo de tres días con el fin de desinfectar determinadas áreas estratégicas, como las de identificación y descanso de viajeros de las terminales de pasajeros de Trasmediterránea y Balearia, las terminales de contenedores, el retén de policía portuaria y el Centro de Control de Emergencias, así como los aparcamientos, despachos, escaleras, barandillas y zonas comunes.

El sábado, los trabajos de desinfección se han centrado en los controles de acceso al puerto, tanto de la Policía como de la Guardia Civil, parkings y puertas de acceso a la sede de la Autoridad Portuaria. También han procedido a realizar tareas de desinfección en las terminales de APM, MSC y CSP.

Estas labores tienen una función preventiva, pues de momento los trabajos de carga y descarga de mercancías, líquidos, graneles, contenedores y carga rodada de los tres puertos que gestiona la Autoridad Portuaria se están desarrollando con absoluta normalidad.

Todos los agentes, operadores, empresas y personas de las más de 800 empresas e instituciones públicas que desarrollan su actividad con y en el puerto están contribuyendo al funcionamiento portuario, ya sea de manera presencial y física, o interconectados a través de los servicios telemáticos.