La eurodiputada Inés Ayala ha participado en las Jornadas de Logística con una exposición sobre el futuro de la logística en las nuevas redes transeuropeas de transporte.

Ayala no ha dudado en señalar la importancia de la sostenibilidad como una vía de oportunidad para el transporte europeo, como un elemento de beneficio y de competitividad frente al resto de regiones.

Pero la sostenibilidad es un reto que ha llevado a la revisión de las redes transeuropeas, al encontrarnos ante una situación en la que la sociedad europea se plantea cómo armonizar la necesidad de crecimiento y desarrollo económico sin perder una serie de valores históricos.

El principal problema al que se enfrenta la logística según la eurodiputada es que “padece de invisibilidad, al menos de momento”. Para Ayala es fundamental que el ciudadano europeo “se de cuenta del valor y del reconocimiento de la cadena logística”. Por ello, ha hecho un llamamiento tanto al sector privado como al público para empezar “a exigir esa necesidad de ser visibles”. 

La clave son los presupuestos

Actualmente, Europa está preparando el presupuesto para el periodo 2014-2020. Según explica Ayala, la Comisión Europea ha llevado a cabo un ejercicio importante al presentar la revisión de las redes transeuropeas, así como el presupuesto para éstas.

Este presupuesto se divide en dos partes, “una parte destinada a las redes históricas, que es entorno a 22.000 millones de euros y se añaden 10.000 millones del fondo de cohesión”. En el caso español se aprecia una merma importante en la dotación presupuestaria, sobre todo teniendo en cuenta “la aplicación eficiente de los presupuestos en infraestructuras donde España ha sido un alumno sobresaliente”.

Para la eurodiputada la decisión de la Comisión se debe a su preocupación de que en el ámbito de la aplicación en infraestructuras de modernización exista una parte de fondo que “podría perderse en cuanto a eficiencia”.

Pero aun así, se ha conseguido configurar un presupuesto que “nos puede llevar a una mejor capacidad de España” siempre y cuando “este nuevo fondo de redes transeuropeas lleguen a buen término”. 

En cuanto a los aspectos de desarrollo concreto, Ayala ha querido subrayar que por primera vez aparecen claramente como nodos, puertos y aeropuertos, siendo de vital importancia su relación con los corredores europeos.

En relación a las plataformas logísticas, para Inés Ayala es de vital importancia que España se convierta en una plataforma logística integral gracias a su capacidad y a su situación estratégica. Además, cuentan con el aliciente de que se podrán cofinanciar con presupuesto europeo aquellas plataformas que se encuentren entre dos corredores. Todo ello va a servir, por tanto, para dar mayor visibilidad a la logística.

Por úlitmo, la eurodiputada considera que España tiene posibilidad y plena legitimidad para volver a situar la travesía central en la red transeuropea de transporte, “sabiendo que es una obra muy importante que necesita que los dos extremos, España y Francia, estén de acuerdo”. 

En cuanto al Corredor Mediterráneo, considera la eurodiputada que es “imprescindible”, ya que es una apuesta no solamente española al ser un corredor que “hace el arco entero y llega hasta el este. Es un ida y vuelta que puede funcionar muy bien”.