El departamento de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, a través de la Agencia Gallega de Infraestructuras, ha aprobado las tarifas de las autopistas entre La Coruña-Carballo (AG-55) y el Val Minor (AG-57) para el año 2015, que mantendrá su importe sin variación, con respecto a 2014, y como ocurrió este año en comparación con 2013.

De esta forma, se mantienen los mismos precios sin variación, durante los dos últimos ejercicios, en los peajes de las autopistas que dependen de la Xunta de Galicia.

Por lo tanto, la AG-55 y AG-57 permanecerán entre las autopistas de peaje en España más baratas para los usuarios, con cantidades significativamente inferiores a los promedios de ambos el regional y las autopistas que dependen del Estado.

Además, a estas tarifas se aplican desde 2010 descuentos en las rutas entre dos enlaces, para los abonados mediante dispositivo de telepeaje. En concreto, se descuenta un 25% sobre el viaje de regreso, en un trayecto de ida y vuelta y el 50% para el segundo y posteriores viajes de vuelta, para todas las categorías de tráfico.

El importe de estas bonificaciones que se aplican al precio que ha de pagar el usuario, son asumidos por el gobierno regional.