La Xunta de Galicia ha ofrecido a los empresarios del transporte por carretera usar terrenos en zonas industriales para habilitar aparcamientos con vigilancia y tratar de evitar de este modo los sabotajes que se han venido repitiendo en los últimos tiempos.

El consejero de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, ha trasladado este ofrecimiento durante la reunión que ha mantenido este jueves con los representantes del departamento de mercancías del Comité Galego de Transporte por Carretera, que han expuesto su preocupación en relación con los últimos incidentes en los que se registraron daños «en un número importante de camiones«.

El objetivo es que los empresarios puedan adquirir o alquilar en condiciones ventajosas terrenos para la construcción de aparcamientos vigilados que sean explotados por el propio sector y permitan el estacionamiento de los vehículos con medidas de seguridad. Desde la Xunta se ha indicado que ya han recibido peticiones en este sentido en las provincias de Lugo y Orense por lo que está estudiando posibles ubicaciones.

Por su parte, representantes de las fuerzas de seguridad presentes en la reunión trasladaron su intención de continuar persiguiendo estos delitos y han recordado al sector la necesidad de que colaboren en la prevención e investigación de estos hechos.