Durante un encuentro mantenido esta semana, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha trasladado a la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, el informe elaborado por el Consello Consultivo de Galicia que formula la posibilidad de adscribir la factoría de Ence a los terrenos de la Autoridad Portuaria de Marín.

La ministra Ribera, por su parte, se ha comprometido a analizar el informe con el fin de avanzar en el mantenimiento de la pastera en Galicia.

Diversos colectivos e instituciones gallegos ven en esta posibilidad la solución para que la fábrica mantenga una actividad que es esencial para la economía de la zona, con el fin de garantizar el futuro de los más de 5.000 empleos directos e indirectos que dependen de la fábrica de Ence en Pontevedra.

El tráfico de pasta de papel de Ence supone más de 100 barcos al año y 120 movimientos de camión por cada barco, por lo que las consecuencias que tendría para el puerto de Marín el posible cierre de Ence serían catastróficas.

Ence exporta la práctica totalidad de su producción de la fábrica de Lourizán por el puerto de Marín, con una media de 400.000 toneladas al año, lo que supone un 19% del tráfico portuario total y hasta un 60% del tráfico de mercancía general convencional.