La Consejería de Infraestructuras y Movilidad de la Xunta de Galicia ha presentado al Ministerio de Transportes 10 conjuntos de proyectos relacionados con la movilidad sostenible y la modernización del transporte, con los que pretende captar 400 millones de euros de los fondos europeos para la recuperación de la economía.

Galicia demuestra así que está preparada para aprovechar las oportunidades de esta convocatoria y ha preparado un programa de actuaciones para conseguir dar un salto en el fortalecimiento y la modernización del transporte público, y la consolidación de una movilidad más sostenible y digital, en un plazo de tres años.

Los diferentes proyectos se agrupan en torno a cinco grandes objetivos: garantizar la gestión digital del transporte público, priorizar estos servicios en el ámbito urbano y metropolitano, facilitar los desplazamientos no motorizados, ofrecer alternativas de movilidad permanente, y mejorar la competitividad y seguridad del transporte de mercancías.

En este contexto, conviene apuntar que la Xunta quiere impulsar la digitalización de las carreteras y su entorno a través de la cartografía digital, la sensorización, y el uso de vehículos autónomos y de nuevas herramientas de gestión de sistemas de transporte inteligentes.

También está previsto el desarrollo de nuevas estaciones intermodales o de aparcamientos disuasorios dotados con puntos de recarga eléctrica. El objetivo es dotar a las ciudades de infraestructuras que las hagan más limpias, más humanas y más transitables.

Nuevas conexiones y aparcamientos

Por ejemplo, se ha presentado un conjunto de proyectos para desarrollar servicios bajo demanda a través de la conducción autónoma o semiautónoma, y se pretenden impulsar mejoras en las conexiones con los polígonos empresariales para fomentar la competitividad y seguridad del transporte de mercancías. 

A este respecto, la Xunta cree que son muy necesarias actuaciones como la conexión del Puerto Seco de Monforte con la N-120, la prolongación del acceso a San Cibrao das Viñas y la Ciudad del Transporte en la A-52, el nuevo acceso al polígono Granxa, en Porriño, que funcionaría también como variante de la PO-510, y el acceso al polígono de Veigadaña, en Mos.

Asimismo, se ha presentado un proyecto para implantar centros de aparcamiento seguros para vehículos de transporte de mercancías peligrosas. Aunque se desconoce cuál será el criterio para el reparto de los fondos que seguirá el Ministerio de Transportes, desde la administración autonómica han pedido transparencia y que se tengan en cuenta las diferentes realidades territoriales y demográficas.