La huelga de transportistas autónomos sigue afectando, y cada vez más, al puerto de Bilbao que ha anunciado que continúa trabajando en el recinto portuario pero ha advertido de que si el paro persiste esta situación podría suponer un perjuicio para la economía vizcaína y también para la imagen del puerto.

El puerto permanece abierto, siguen llegando barcos y se están realizando laborales de carga y descarga, aunque, tal y como asegura la Autoridad Portuaria de Bilbao, hay «menos actividad que en un día normal». Asimismo, ha señalado que es difícil cuantificar los efectos de la huelga y ha apuntado que tampoco disponen de datos sobre la carga que se está destinando al tren.

Por otro lado, el organismo portuario ha resaltado que a pesar de la crisis económica, el tráfico de carga seca y el de contenedores, el más afectado por la huelga, ha crecido un 8% hasta septiembre. En este sentido, ha lamentado que aún habiendo trabajo, no se está atendiendo adeduadamente. “Si hay transportistas que quieren trabajar, tienen trabajo”.

El puerto ha indicado que, si el paro continúa, los problemas se «incrementarán» y afectará a las empresas que precisan de materia prima o quieren enviar el producto final. «Esta incidencia puede extenderse, con el consiguiente perjuicio para la economía vizcaína y para la imagen del propio puerto«, ha añadido.

Por último, ha señalado que seguirán trabajando para garantizar la seguridad del puerto y ha asegurado que, en la medida de lo posible, se están incrementando frecuencias de trenes.