trafico aereo en el aeropuerto de Madrid Barajas

Las aerolíneas reclaman una reducción de costes e impuestos para el sector.

Las grandes aerolíneas, International Airlines Group (IAG), Air France-KLM, easyJet, Lufthansa y Ryanair, que mueven más del 50% de los pasajeros, 420 millones al año, han reclamado a Ejecutivo comunitario que «legisle» para reducir los costes aeroportuarios y proponen un sistema de caja única para cada aeropuerto.

Otra manera de reducir los costes aeroportuarios para las aerolíneas, es garantizar la competencia en la asistencia en tierra, de forma que haya más de tres proveedores.

Además, los costes de los aeropuertos en la UE tienen «un impacto significativo» para la competencia del sector en Europa «si se compara con los aeropuertos fuera de Europa«. «De los cinco hubs mayores del mundo más caros, tres de los cinco, son europeos«.

Por ello, las grandes aerolíneas europeas reclaman una regulación eficaz de «los aeropuertos monopolio» en Europa, donde no están regulados. «Una regulación eficaz de los aeropuertos monopolio principales ahorraría a los consumidores 1.500 millones de euros, dos, crearían 500.000 empleos adicionales y tres aumentaría el PIB de Europa en 37.000 millones de euros»; ha explicado el directivo francés.

Las grandes aerolíneas han reclamado igualmente que se eliminen los impuestos a los pasajeros y los impuestos medioambientales «irrazonables». La mayor iniciativa verde que se podría tomar es la de permitir que los vuelos que operan en trayectoria recta, ya que no hay un sistema de control de tráfico aéreo eficaz, como consecuencia de la fragmentación del espacio aéreo europeo que contribuye a generar 8.100 millones de toneladas de CO2 «innecesarios».

También se ha reclamado que la UE actúe para impedir que las huelgas de controladores aéreos afecten a los vuelos. En su opinión, las huelgas de controladores del tráfico aéreo no deberían provocar la interrupción del servicio, ya que de gracias a las nuevas tecnologías que están disponibles, las aerolíneas podrían sobrevolar cualquier país donde hay una huelga de control aéreo.

La otra alternativa que plantean, es que se garantice «una mecanismo alternativo de resolución de disputas tales como un arbitraje vinculante o su equivalente, para permitir a los sindicatos de controladores aéreos alcanzar sus objetivos sin incidir en los intereses de millones de pasajeros europeos.

Se ha calificado igualmente de «inaceptables» las 80 huelgas nacionales anuales que afectan a millones de pasajeros, con más de 3.000 vuelos cancelados solo en estos cinco meses en 2015.

Reforma urgente de las normas relativas al Cielo Unico Europeo

Las aerolíneas también han reclamado una reforma urgente de la legislación que gobierna el Cielo Único Europeo. Es preciso «resetear el Cielo Único Europeo para hacer un uso mejor de los fondos de la EU y garantizar que los proveedores del espacio aéreo progresan en ser mucho más eficientes«. No es aceptable, puntualizan, que sólo se vayan a alcanzar la mitad de los objetivos en eficiencia prevista.

Las grandes aerolíneas han explicado que mantienen posiciones divergentes sobre otros puntos como las condiciones laborales de pilotos y tripulación o la competencia de las aerolíneas del Golfo y por tanto este tipo de cuestiones las tratarán de negociar «individualmente» con el Ejecutivo comunitario. Tampoco piden que se regule el equipaje de cabina.

Nueva plataforma para la defensa de sus intereses

Tras la reunión, se ha anunciado la creación de «una nueva plataforma» para defender «con una única voz» estas reivindicaciones ante la Comisión Europea de cara a su nueva estrategia para el sector. La plataforma, cuyo nombre no se conoce todavía, estará abierta a otras aerolíneas.