El tráfico total de la Autoridad Portuaria de Almería entre enero y septiembre pasados suma 3,3 millones de toneladas, un 23,3% menos que en el mismo período de 2019.

Por timpo de mercancías, el mayor volumen de entre la carga movida en los nueve primeros meses de 2020 corresponde a los graneles sólidos, con 2,35 millones de toneladas y un retroceso anual de un 33,1%.

Al mismo tiempo, en el período se han movido 876.610 toneladas de mercancía general, lo que implica un ascenso de un 15,3% más, y, de igual manera, el tráfico de graneles líquidos también ha crecido un 133% anual, hasta superar las 80.600 toneladas.

Con más detalle, el tráfico de mercancías del puerto de la capital almeriense acumula un crecimiento anual hasta septiembre de un 7,8%, con un volumen total de más de millones de toneladas en los nueve primeros meses de 2020.

En este enclave, la carga general ha registrado un incremento anual de un 14%, con más de 866.000 toneladas, mientras que los graneles sólidos también han crecido un 4,1% anual hasta los 1,2 millones de toneladas.

Por contra, el movimiento de graneles líquidos se ha reducido un 61,6% anual, con 2.000 toneladas en los nueve meses.

Por el contrario, el puerto de Carboneras ha registrado en estos meses un descenso de un 48,6% anual en su tráfico de mercancías, según los registros que maneja la Autoridad Portuaria de Almería, tedencia que se debe al cierre de la central térmica de Endesa y la consiguiente cancelación de la importación de carbón, así como por la reducción de la exportación de cemento.