PUIERTO INTERIOR DE FERROL

Entre enero y agosto, el puerto de Ferrol ha movido 7,88 millones de toneladas.

La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ha actualizado su plan de empresa ante las consecuencias de la creciente aceleración del proceso de transición energética que está reduciendo los tráficos de carbón, por lo que el puerto gallego espera el año con un tráfico de mercancías de unos once millones de toneladas y unas previsiones de entre diez y once millones para 2020, frente a los 13,7 alcanzados en 2018.

Ante esta situación, marcada por las dificultades de las industrias electrointensivas y, sobre todo, por la caída del carbón, la Autoridad Portuaria inició hace años una política de diversificación de tráficos que ha fructificado, por ejemplo, en la inauguración en 2018 de la primera línea regular de contenedores de la dársena de Caneliñas. 

De igual modo, también se han realizado inversiones para mejorar la conectividad y competitividad de sus instalaciones, como la construcción del acceso ferroviario a los muelles exteriores de Ferrol, actualmente en ejecución, mientras que, al mismo tiempo, apoya proyectos como la creación del gran hub de gas natural licuado 

El tráfico portuario de los enclaves de Ferrol y San Cibrao suma entre enero y agosto un total de 7.877.464 toneladas de materias primas, materiales y productos, cifra que es un 12,7 % inferior a las 9.021.165 toneladas registradas en iguales fechas de 2018, con caídas mensuales de un 31,4% en junio, de un 19,9% en julio y de un 39,8% en agosto.

En paralelo, la Autoridad Portuaria intentará acometer una transición energética ordenada, justa y no lesiva para los intereses de la comunidad portuaria ni para los de su área de influencia, así como por favorecer la actividad de las industrias electrointensivas.