La conectividad es una de las tendencias que marca el presente y el futuro inmediato de las actividades logísticas y la gestión de almacén, con la vista puesta siempre en la optimización de la gestión de la cadena de suministro, la mejora continua y el ahorro de costes.

Desde el pasado mes de octubre, todos los equipos de manutención de la filial española de Toyota Material Handling disponen de desarrollos tecnológicos que las convierten en carretillas inteligentes, gracias a las funciones de conectividad que incorporan para monitorizar y analizar su actividad, con el fin de lograr la máxima eficiencia operativa, reducir el coste total y mejorar el retorno de la inversión.

Estas nuevas máquinas inteligentes incluyen la tecnología necesaria para que proporcionen datos de actividad y diagnóstico, funcionalidad que se puede activar opcionalmente a través de una página web en la que estarán disponibles informes detallados y actualizados de la actividad que están realizando las carretillas.

Pero además de esta función, Toyota también utilizará los registros de cada carretilla para detectar cualquier tipo de incidencia en el funcionamiento y poder realizar actuaciones de mantenimiento preventivo, así como crear programas de alquiler adaptados al tiempo de funcionamiento real de estas máquinas.