La gama de carretillas elevadoras KBD de Baoli, con una gran estabilidad y una buena relación calidad-precio, ofrece una capacidad de carga residual similar a la de sus competidores europeos y muy superior a la media de los fabricantes asiáticos.

Se trata de contrapesadas térmicas de carga frontal, cuya capacidad de carga residual a grandes alturas garantiza la máxima estabilidad del vehículo en todas las operaciones y la máxima seguridad del operario en cada situación.

Con una capacidad de 1,5 hasta 10 toneladas, el cliente puede optar por una carretilla de menor capacidad pero cuyo rendimiento sea el mismo que otras de mayor tamaño y de mayor precio

Así la carretilla KBD 30+ está homologada para elevar una carga nominal de 3.000 kg hasta 3,3 metros de altura, pero a diferencia de la mayoría de carretillas, también puede levantar una carga de 3.000 kg hasta los 5,5 metros. Mientras tanto, las carretillas de otros fabricantes asiáticos con una capacidad nominal de 3.000 kg, a 5,5 metros de altura, generalmente tienen una capacidad residual de 1.600 kg.

Como todos los productos de la marca, se distribuyen en España a través de una red de distribuidores cuidadosamente seleccionados para garantizar el conocimiento local, con piezas de repuesto listas para la entrega y unos elevados niveles de asistencia previa y posterior. A día de hoy, la empresa puede procesar el 83% de los pedidos de repuestos en 24 horas, gracias a su almacén en Rolo, Italia.