En un contexto en el que la industria del comercio electrónico está creciendo a pasos agigantados, más del 75% de los compradores B2B prefieren ya estas interacciones y solo alrededor de un 20% cuenta con volver a los procesos de compra en persona.

Además, más de las tres cuartas partes de los compradores y vendedores prefieren el autoservicio digital y la atención humana remota, incluso en sectores donde siempre ha predominado un modelo de ventas presencial, como el farmacéutico o el sanitario.

Por su parte, los proveedores B2B han visto cómo, gracias a la incorporación de procesos digitalizados, los datos de productos y clientes son más accesibles, por lo que se trabaja de forma más eficiente.

Liferay, proveedor de la plataforma Open Source, ha analizado el escenario actual, identificando cinco rasgos diferenciales de este 2021 que han influido en la mejora de la experiencia del usuario en entornos B2B:

  • El efecto duradero del Covid-19: el sector ha pasado de estar obligado a adoptar lo digital a convencerse de que es el camino a seguir, pues el 73% de los compradores españoles considera que los nuevos modelos de venta son más efectivos y, a nivel global, más del 89% espera mantenerlos, al menos, el próximo año.
  • Prevalencia de los canales digitales: se espera que en 2025 el 80% de las interacciones de ventas B2B entre proveedores y compradores se produzcan en canales digitales, cuyo desarrollo ha sido clave en los sectores españoles de consumo y retail para afrontar la crisis.
  • Crecimiento exponencial y continuado: el comercio electrónico B2B alcanzará en 2027 los 20.900 millones de dólares, una cifra refleja un aumento por encima del 70% respecto a los datos anteriores a la pandemia.
  • La mejora de experiencia de cliente: organizaciones de todos los segmentos, tamaños y sectores, trabajan para mejorar la experiencia de ventas y cumplir con las expectativas de los compradores, que demandan precios y ofertas personalizadas. Gartner pronostica que las empresas B2B con una personalización de sus e-commerce superarán en un 30% a los competidores.
  • Aumento de las expectativas del comprador: un tercio de los compradores desea una experiencia de venta que les aporte valor, un detalle que las compañías tendrán que tener en cuenta, junto al papel de los ‘millenials’ como perfiles de compradores, pues un alto porcentaje participa ya en las decisiones de compra B2B y casi la mitad prefiere el autoservicio.