Obras del ferrocarril correspondientes al Corredor Mediterráneo

Según el ayuntamiento de Barcelona, existe una «apuesta débil y una falta de compromiso para seguir reforzando el Corredor Mediterráneo».

El comité de ciudades por la Alta Velocidad y la Interconexión Ferroviaria del Corredor Mediterráneo han pedido a España, Francia y la Unión Europea que continúen apoyando de manera «irrevocable» las inversiones proyectadas para finalizar la conexión ferroviaria del Corredor Mediterráneo.

Los alcaldes y representantes de las ciudades y áreas metropolitanas de las ciudades del Corredor, han celebrado recientemente en Montpellier la VIII Cumbre de ciudades y aglomeraciones por la Alta Velocidad y la Interconexión Ferroviaria del Corredor Mediterráneo.

En una declaración conjunta, los municipios integrantes han constatado la preocupación por el «retraso» en la ejecución de algunos proyectos estratégicos en materia de puertos y plataformas logísticas.

 

Además, han dejado patente que actualmente la baja circulación de trenes por el nuevo túnel transfronterizo del Pertús responde principalmente a la falta de estrategia común de la explotación y de la ejecución del proyecto ferroviario en su conjunto.

En la declaración conjunta, Barcelona y el resto de ciudades han reafirmado la voluntad de desplegar una estrategia global e integrada para la conexión ferroviaria transfronteriza para maximizar la eficiencia, la rentabilidad y la coherencia de las importantes inversiones ya realizadas.

Asimismo, se ha subrayado la urgencia de la mejora del servicio ferroviario transfronterizo que, junto con la nueva línea Montpellier-Perpiñán, y la conexión entre Narbona y Toulouse, debe estructurar las conexiones entre las tres áreas metropolitanas regionales de Barcelona, Montpellier y Toulouse.