calidad del aire y contaminacion

Para Faconauto, la última generación de vehículos diésel es esencial para alcanzar los objetivos climáticos y los VEA protagonizarán la movilidad del futuro.

Las emisiones medias de dióxido de carbono, CO2, de los coches nuevos vendidos en España se han situado en 117 gramos por kilómetro recorrido en lo que va de año, lo que supone un crecimiento del 1,8% respecto al mismo periodo de 2017, según datos de la consultora MSI para Faconauto.

La caída en las matriculaciones de los coches diésel de última generación que emiten menos CO2 que los de gasolina y que suponen ya solo un 36,9% del mercado, es la clave que explica este incremento. Las ventas de coches diésel han caído un 16,5% hasta septiembre, mientras que las de gasolina se han incrementado un 36,7%, lo que representa el 55,5% de todas las adquisiciones.

Los motores diésel emiten hasta 20% menos de CO2 que los equivalentes de gasolina, por lo que el descenso en sus matriculaciones, junto al repunte de los de gasolina, explica el mal dato de emisiones medias en lo que va de año.

Las emisiones de CO2 en España han experimentado importantes caídas desde 2004, aunque en 2017 han aumentado por primera vez en diez años.

La patronal de concesionarios considera que la última generación de vehículos diésel es esencial para alcanzar los objetivos climáticos y la descarbonización del transporte en un futuro cercano. Al mismo tiempo, los Vehículos de Energías Alternativas, VEA, protagonizarán la movilidad del futuro. Aunque en este año los eléctricos solo han representado el 0,3% de las matriculaciones, los híbridos, un 5,7% y los híbridos a gas, un 1,1%.

Por comunidades autónomas, todas han visto crecer las emisiones medias de CO2 de los coches nuevos vendidos a excepción de Canarias, que ha mantenido su media en 118 gramos por km².