Los procesos de producción modernos garantizan un mayor enfoque hacia los clientes.

Los procesos de producción modernos garantizan un mayor enfoque hacia los clientes.

Las crecientes demandas y exigencias de los clientes sobre los productos y servicios en la sociedad globalizada actual están generando una nueva tendencia en la producción conocida como deslocalización cercana o ‘nearshoring‘, que permite a las empresas dar respuesta a las necesidades del cliente con tiempos de respuesta más cortos y una mayor flexibilidad.

Miebach Consulting ha desarrollado un estudio para determinar cómo deberán reajustarse las cadenas de suministro actuales ante esta situación, evaluar las posibilidades de producir en países cercanos y mostrar las tendencias de futuro.

Una creciente cantidad de empresas, concretamente el 51% de las participantes, ya está reubicando sus plantas de producción en países cercanos a sus mercados en lugar de optar por el ‘offshoring‘ o deslocalización lejana.

El informe muestra que este porcentaje va a aumentar todavía más, pues el 26% de los encuestados cree que el ‘nearshoring‘ tendrá relevancia en un futuro próximo, por encima del ‘offshoring’, por el que apuesta el 22%, y el ‘onshoring‘ o producción local, que apoya el 17%.

estrategia-de-localizacion-de-las-empresas

En cuanto a la estrategia de localización que elegirían según el lugar, el 69% se decantaría por la deslocalización cercana en Europa, mientras que en América, el 43% cree que va a consolidarse la producción local, y la deslocalización lejana sigue siendo una tendencia mayoritaria en los países asiáticos, según el 67%.

Los procesos de producción modernos garantizan un mayor enfoque hacia los clientes, pero se espera una creciente complejidad de la cadena de suministro debido a las tendencias de ‘nearshoring‘ y ‘onshoring‘. El proceso de elegir una óptima estrategia de localización y seleccionar la ubicación ideal requiere una consideración integrada de la cadena de suministro y las redes de producción.