ciberseguridad en la cadena de suministro

Un 63% de los operadores tiene previsto mejorar su ciberprotección e invertir en nuevas tecnologías.

En 2018, la industria española de transporte y distribución aumentará sus recursos en materia de ciberseguridad, tal y como se desprende del informe Hiscox Cyber Readiness, que analiza el nivel de preparación de grandes y pequeñas corporaciones.

De momento, solamente el 9% de las corporaciones españolas son ciberexpertas, frente al 75% que obtienen la calificación de cibernovatas, y el 16% que se cataloga como ciberintermedias. Sin embargo, el sector de transporte y la distribución supera esta media, con un 30% de empresas ciberexpertas, un 44% de cibernovatas y un 26% de ciberintermedias.

Este tipo de empresas siempre han dado una gran importancia a la gestión de riesgos y a la seguridad, dado que las pérdidas de beneficio derivadas de un ataque informático y las consecuencias que podría generar para la industria serían muy graves.

No obstante, pese a sus resultados respecto a la media nacional, más de un 40% de los operadores han suspendido el test de Hiscox. La situación mejorará previsiblemente con las nuevas inversiones previstas en esta materia, dado que un 63% tiene previsto mejorar su ciberprotección, el mismo porcentaje que se plantea invertir en nuevas tecnologías.

Además, el 44% contratará expertos en la materia, un 30% apostará por la formación de sus empleados y el 22% contratará un seguro. Las empresas españolas son las que prevén contratar un mayor número de expertos en 2018, por delante de Gran Bretaña, Estados Unidos, Países Bajos y Alemania.

España también destaca por ser el país con un mayor porcentaje de previsión de contratación de seguros. Un 22% de las empresas de transporte y distribución tiene previsto hacerlo en 2018, preocupadas por la protección de sus datos y los de sus clientes, así como por las posibles consecuencias económicas de un ataque.