transporte por carretera

Los atascos cuestan dinero y combustible a las empresas, que generan más emisiones de CO2.

En España, las empresas pierden más de 842 millones de euros al año debido a los atascos, según un estudio anual realizado por TomTom, que ha analizado el parque de vehículos industriales y comerciales. Solamente en Madrid, las empresas han perdido 187 millones de Euros por este motivo, mientras que en Barcelona la cifra se sitúa en los 175 millones.

Las congestiones de tráfico en España alargan la duración del viaje en carretera entre un 12%, como ocurre en Cádiz, y un 31%, como es el caso de la ciudad condal, que es actualmente la que sufre mayores atascos.

En las horas punta, el tiempo de llegada a destino puede incluso duplicarse tanto en Barcelona como en Madrid, donde los conductores profesionales pierden 119 y 105 horas cada año respectivamente detenidos en la carretera.

Esta situación afecta de forma directa a las empresas, especialmente a las que dependen de una fuerza de trabajo móvil, ya que pierden productividad y eficiencia. Los atascos les cuestan dinero y combustible, además de generar mayores emisiones de CO2 a la atmósfera y provocar, en última instancia, la insatisfacción del cliente.

Para evitarlo, pueden incorporar soluciones telemáticas que les mantengan alejados de los embotellamientos, proporcionando a sus equipos la ruta óptima para llegar al destino a partir de datos históricos y actuales sobre el estado de las carreteras, que a su vez permiten a los gestores de flotas realizar una mejor planificación y buscar soluciones si surgen inconvenientes.