estiba puerto valencia CGT sevasa

Anesco pide más flexibilidad y formación en la estiba.

En la práctica totalidad de las actividades económicas, la estabilidad es un valor que permite desarrollar nuevas actividades, al tiempo que garantiza un marco con pocas alteraciones a medio plazo.

Los últimos tiempos ha sido meses convulsos para la estiba, que ha vivido momentos de gran inestabilidad e incertidumbre. Frente a esta situación y tras la convalidación del Real Decreto-Ley que completa el marco legal de la estiba, Anesco apuesta, como se ha afirmado esta misma semana en Madrid, por mejorar la estiba portuaria por evolución, evitando revoluciones, con las Administraciones Públicas, las empresas y los trabajadores trabajando conjuntamente.

Para Pedro García, secretario general de la asociación de empresas estibadoras, “seguramente, esta no es la mejor Ley que hubiésemos escrito si fuésemos los únicos actores. Probablemente, piensen igual las organizaciones sindicales. Tampoco será la versión ideal de cada partido político. Sin embargo, creemos que este Real Decreto-Ley es un avance, ya que, continúa, “por el valor de la seguridad jurídica, por el valor de la negociación entre los agentes sociales y porque esta ley introduce algunas cuestiones que mejoran el desarrollo de la actividad empresarial”.

Para el directivo de Anesco, “es ahora cuando tenemos que emprender el camino para ser más competitivos dentro del mercado marítimo internacional y, en este sentido, aboga por “mayor flexibilización en la organización del trabajo, optimización de los equipos, impulso a la formación y apuesta por la automatización y digitalización de los puertos”.