Escala en Rotterdam de un mega portacontenedores de Maersk

Escala en Rotterdam de un mega portacontenedores de Maersk

Actualmente, los mega-portacontenedores realizan sus servicios asiduamente en varios puertos del Norte de Europa, no estando concentrados en un mega-hub como se defiende en algunos segmentos del sector marítimo, según un estudio realizado por Drewry Maritime.

A pesar de que los buques portacontenedores han duplicado su tamaño en los últimos diez años en las rutas entre el Lejano Oriente y el Norte de Europa, no se ha experimentado en dicho periodo una reducción en la media del número de escalas para realizar los servicios en los puertos norte-europeos.

Como en el pasado, los buques siguen un itinerario tradicional, enlazando cuatro puertos del norte separados. Estos son, generalmente, un puerto del Benelux, normalmente el de Rotterdam o el de Amberes, un puerto alemán, otro del Reino Unido o el puerto de Le Havre, aunque también es posible la llamada a un puerto de segundo nivel.

A pesar de los cambios experimentados en la demanda, sirva de ejemplo el puerto de Hamburgo, que en 2004 recibía 22 escalas semanales, que pasaron a 33 en 2009 para volver a caer hasta 18 escalas semanales en 2014 de portacontenedores provenientes del Lejano Oriente, lo que se ha mantenido estable durante los últimos diez años es la media de cuatro puertos enlazados por cada buque.

Promedio de llamadas de mega-portacontenedores a los puertos del Norte de Europa y capacidad media de los mismos

Por tanto, estas cifras desmontan la teoría de que los portacontenedores provenientes de Oriente se dirijan de manera exclusiva a un mega-hub norte europeo, confirmando del mismo modo la tendencia clásica de dirigir el buque lo más cerca posible del destino o el origen de la carga.

Cae el número de servicios

Aunque la media de escalas no ha variado, el número de estas si ha caído considerablemente en los últimos cinco años. Mientras que en 2009, los puertos del norte de Europa recibían semanalmente 159 solicitudes de sus servicios a portacontenedores del Lejano Oriente, esa cifra ha quedado reducida a 101 escalas semanales en 2014.

Por otra parte, el tamaño medio de los buques se ha incrementado en dicho periodo un 50%, llegando a los 11.000 TEUs, con lo que se han reducido el número de las escalas a los puertos norte europeos al haber menos barcos en ruta.

Algunas causas que explican este hecho serían la actual tendencia de realizar menos servicios semanales al utilizar barcos más grandes, las alianzas entre navieras que conllevan menos duplicación de los puertos de escala o la reducción en el número de portadores, entre otras cuestiones, si bien estas han jugado un papel importante.

Los analistas de Drewry defienden tras el análisis realizado que las rotaciones de puertos continuarán en Europa pero habrá un menor número de escalas, con una menor frecuencia, por parte de portacontenedores cada vez más grandes.