Los principales fabricantes del sector de la automoción se dan cita en España

Los principales mercados europeos han presentado un comportamiento desigual entre mayo y agosto de 2016.

Las exportaciones españolas de equipos y componentes para automoción han crecido un 2,5% entre mayo y agosto de 2016, en comparación con el mismo período de 2015, hasta alcanzar un valor de 153 millones de euros.

Los diez destinos más importantes para las ventas españolas de equipos y componentes durante el segundo cuatrimestre del año han sido la Unión Europea, Estados Unidos, Marruecos, China, Turquía, México, Japón, Sudáfrica, Brasil y Rusia.

La Unión Europea acapara la mayor parte de las exportaciones del período analizado con 4.550 millones de euros que representan el 73% del total. En este contexto, los principales mercados europeos han presentado un comportamiento desigual entre mayo y agosto de 2016.

Así, en Francia las exportaciones españolas de equipos y componentes para automoción han crecido un 6,1%, superando los 1.000 millones de euros, mientras que en Italia han aumentado un 12%, hasta alcanzar los 350 millones de euros.

Alemania, por su parte, ha registrado un descenso del 7%, pese a seguir siendo el principal destino de las exportaciones españolas con unas ventas superiores a los 1.300 millones de euros.

Por su parte, en Reino Unido se ha registrado una caída del 7%, que podría haber sido consecuencia de la decisión del país de abandonar la Unión Europea. En Polonia y Hungría, por su parte, destacan los respectivos crecimientos del 13,6% y del 14,5%.

A nivel internacional, China ha sido el país donde se ha experimentado una mayor tasa de crecimiento, con un aumento del 44%  y un total de 149 millones de euros, que lo ha situado como el tercer destino de exportaciones fuera de la Unión Europea.

Por su parte, Estados Unidos se ha posicionado como el principal mercado no europeo, con un incremento de las ventas del 21%, hasta los 291 millones de euros.

En cuanto al mercado marroquí, las exportaciones españolas de equipos y componentes para automoción han crecido un 24% hasta alcanzar los 265 millones de euros en el segundo cuatrimestre del año. En el mercado brasileño se ha roto la tendencia negativa de los últimos ejercicios, registrando un incremento del 1,6%.