Las federaciones Fetram y Fegatrans y la Unión de Cooperativas Gallegas de Transporte Ucogatra han celebrado la Asamblea Unitaria de los Transportistas Gallegos con el objeto de “informar y alertar” al sector de los efectos que provocará la aprobación del Proyecto de reforma de Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, LOTT, actualmente en fase de debate en el Congreso de los Diputados.

En un comunicado, las organizaciones convocantes han manifestado de forma unánime su “rechazo frontal” al Proyecto de reforma de la LOTT, ya que está diseñado para “velar por los intereses” de los grandes contratadores de transporte y multinacionales “que pretenden un servicio de transporte lo mas barato posible a través de una mayor esclavización y explotación de los transportistas». 

Asimismo, Fetram, Fegatrans y Ucogatra han ratificado las principales enmiendas elaboradas que pretenden introducir medidas efectivas de protección para el transportista efectivo. Entre esas nuevas normativas destaca la morosidad o incumplimiento de los plazos legales máximos de pago, así como los abusos que padecen los conductores en las cargas y descargar o el instrusismo en el sector.

Estas instituciones piden que se incluya transparencia, control y limitación de la cadena de subcontratación a través de la “acción directa” del transportista efectiva en toda la cadena. Asimismo, solicitan pohibir la contratación de transporte por debajo de costes de explotación, estableciendo expresamente en la Ley un tipo infractor a tal efecto y la sanción aparejada.

Finalmente, la asamblea ha acordado emplazar al Gobierno Central a introducir en el trámite parlamentario cambios sustanciales en el texto del Proyecto de Ley, con el objeto de dotar de una mayor protección al transportista efectivo. En caso contrario, agotado el trámite parlamentario, según aseguran las federaciones, los transportistas gallegos «se verán en la obligación de iniciar un proceso de movilización cívico y democrático» para hacer visible su indignación y sus justas reivindicaciones.

Al mismo tiempo, la Asamblea ha decidido instar al Gobierno gallego a apoyar públicamente las demandas de los transportistas gallegos, canalizándolas asimismo políticamente ante los grupos parlamentarios del Congreso.