Tras las pruebas realizadas por Ford en Londres durante un año, parece confirmarse que los vehículos comerciales híbridos enchufables podrían ser la opción más práctica y disponible para que las empresas puedan realizar servicios de distribución urbana de mercancías sostenible.

El ensayo ha contado con 20 unidades de Ford Transit Custom Plug-In Hybrid que cubrieron 240.000 kilómetros en un período de doce meses con el fin de comprobar si las empresas podían, maximizando el uso del modo eléctrico de emisiones cero con estos vehículos, realizar las tareas diarias típicas que acostumbraban a llevar a cabo con sus vehículos diésel.

Durante la prueba, el 75% del kilometraje de la flota en el centro de Londres y el 49% en el área metropolitana de la ciudad se completó utilizando energía eléctrica pura, algo que ha supuesto una importante reducción de las emisiones en el centro de la ciudad, gracias a la utilización del extensor de gama de gasolina para realizar trayectos más largos cuando fuera preciso.

De igual modo, esta misma tendencia puede comprobarse también en otras grandes ciudades europeas, a juicio de la marca norteamericana, debido, en gran parte, a impulsado en parte por el rápido crecimiento del comercio electrónico y a la progresiva implantación de nuevas medidas para evitar la circulación de los vehículos más contaminantes, tendencia que aumenta la presión sobre las empresas para que encuentren soluciones prácticas y sostenibles.