El sindicato vasco Euskal Sindikatua, ELA, va a llevar a cabo en los próximos días diversas movilizaciones en el sector del transporte por carretera en el marco de la campaña de la Federación Internacional del Transporte, ITF, ‘La fatiga mata’.

En concreto, desde ELA han informado que el martes 7 de octubre se ha enviado una «unidad informativa» al peaje de Biriatou, en Francia, para informar y concienciar a los transportistas “sobre las principales problemáticas de un sector cada vez más desestructurado”.

Además, han recordado que, desde el año 1997, la ITF realiza una campaña internacional sindical, para “denunciar la progresiva desregulación y liberalización en el sector del transporte de mercancías por carretera” y protestar “por las largas jornadas laborales en el sector del transporte por carretera”.

ELA ha denunciado que son esas horas “de conducción excesiva” las que “más inciden en la alarmante multiplicación de accidentes aparentemente inexplicables”, a lo que ha añadido que “el riesgo derivado de ello no sólo se circunscribe a estos profesionales del volante, sino que se extiende al resto de usuarios de las diversas carreteras, como podemos deducir de la larga lista de accidentes mortales registrados”.

Por otro lado, ha censurado que la “feroz competencia por unos precios a la baja está provocando el despido masivo de trabajadores asalariados para reconvertirlos de forma forzada y mediante chantaje en falsos autónomos”. También ha acusado a la Administración “de dar carta de naturaleza legal a estas prácticas”.

El sindicato ha apuntado que “estos falsos autónomos se encuentran irremediablemente atrapados en una dinámica de jornadas abusivas, sin derechos sociales e, incluso, deslizándose a menudo por la peligrosa senda de las infracciones al código de la circulación para poder llegar a final de mes y hacer frente a los crecientes gastos ordinarios del camión”.

Asimismo, se denuncia “el pasotismo interesado de la patronal del transporte a la hora de buscar soluciones que permitan mejorar las condiciones de trabajo y seguridad a través de la vía habitual de la negociación colectiva”“Es necesario organizarse, movilizarse y denunciar esta situación”, porque “otra realidad es posible”, apuntan desde el sindicato.