Terminal TCB del puerto de Barcelona

El puerto de Barcelona espera cerrar el ejercicio con la obtención de un flujo de caja de 76 millones de euros. En el presente ejercicio se prevé cerrar con un volumen de inversiones de 86,5 millones de euros. Asimismo, se estima alcanzar un importe neto de cifra de negocio de unos 156 millones de euros, de los cuales 144,5 millones provienen de tasas.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra, valora que, a pesar del marco macroeconómico, la generación de recursos permite garantizar que el puerto de Barcelona «pueda afrontar el plan de inversiones previsto«.

Cabe recordar que desde el 2011 el puerto aplica una reducción de tasas portuarias y que a principios de 2012 estableció unas bonificaciones singulares en las terminales de carga general, especialmente la contenerizada.

Para contribuir a impulsar la actividad portuaria y dar apoyo a las terminales en el actual entorno económico, en enero de este año el Consejo de Administración del puerto de Barcelona aprobó unas nuevas bonificaciones que, en algunos casos, representan los descuentos máximos que permite la Ley de Puertos sobre la tasa de ocupación.

El descuento se han aplicado sobre la tasa que pagan Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB), Terminal Catalunya (TerCat), Terminal Puerto Nuevo, Terminal Ferry de Barcelona, ​​gestionada por Acciona Trasmediterranea, así como las gestionadas por las compañías especializadas en el transporte de vehículos nuevos, Autoterminal y Setram.

La aplicación de los descuentos y la rebaja de las tasas ha supuesto para el puerto dejar de ingresar durante el 2012 un total de 18 millones de euros, que han ido en beneficio de los operadores y del mercado.

En lo que respecta al endeudamiento bancario a largo plazo, contraído con el Banco Europeo de Inversiones, la gestión financiera ha permitido que se redujera en 26 millones de euros y quede situado en 460 millones de euros.