Los transportistas asturianos se ven obligados a tener que desplazarse a estaciones de inspección técnica de vehículos ubicadas en otras comunidades autónomas vecinas para pasar la ITV a sus camiones a su debido momento, según denuncia Asetra.

La organización empresarial de transportistas afirma que los nueve centros de control que tiene la empresa pública Itvasa en la región siguen «sumando retrasos y alargando hasta el infinito las listas de espera», de tal modo que «no hacen caso ni a las propias sentencias del Tribunal Supremo».

Asetra considera «desde un punto de vista exclusivamente empresarial, fuera de la confrontación política, del todo inexplicable que el año 2020 permanezcan vigentes este tipo de monopolios en torno a la empresa pública, Itvasa«.

Por ese motivo, y con el fin de agilizar las inspecciones para un sector esencial en las actuales circunstancias de crisis sanitaria, la patronal asturiana del transporte pide que se permita la instalación de otras empresas privadas que puedan realizar las ITVs a turismos y vehículos pesados.

Así se evitaría, a su jucio, según expone Europa Press, el aparente «carácter lucrativo de este servicio frente al objetivo del mantenimiento de seguridad vial que debiera constituir su principal razón de ser, tal y como se nos pretende vender diariamente desde las Administraciones Públicas».