La crisis sanitaria ha supuesto la paralización de gran parte de la actividad administrativa, que mayoritariamente sigue sin recuperar el ritmo, lastrada por el prolongado efecto de la pandemia en el sector público español.

Sin embargo, las Juntas Arbitrales de Transporte tienen la intención de recuperar sus labores de manera inminente, según Fenadismer.

De esta manera, estos órganos de abritraje comenzarán de nuevo a tramitar los procedimientos y expedientes paralizados y reiniciarán su actividad presencial, convocando la celebración de vistas orales con la intervención de los miembros del Tribunal Arbitral y de las partes afectadas.

Para facilitar estos trámites de gran importancia para el transporte de mercancías por carretera está prevista la adopción de protocolos de seguridad e higiene adaptados a la actual situación epidemiológica y destinados a garantizar la salud de todos los participantes en las vistas.

El pasado mes de julio, se incluyeron en el Decreto-Ley de medidas de reactivación económica en los ámbitos de transporte y vivienda, medidas que permiten habilitar a los presidentes de las Juntas Arbitrales para modificar el procedimiento arbitral y prescindir de la vista oral siempre y cuando la cuantía de la reclamación no exceda de 5.000 euros.