Según los datos facilitados por la Asociación de Fabricantes de Remolques y Semirremolques Asfares, la matriculación de remolques y semirremolques de más de 12 toneladas en abril de 2020 ha sido de 429 unidades, lo que equivale a una reducción del 55,9%, con respecto a las 972 unidades del mismo mes del año pasado como consecuencia del coronavirus.

Tras un primer trimestre en el que las matriculaciones se habían mantenido en línea con los registros de los dos últimos años, con una caída acumulada a 31 de marzo del 7,17% con respecto a 2019, los datos de abril vienen a demostrar el tremendo impacto de la pandemia y del parón económico en España.

A pesar de la inercia, que permitió mantener en marzo unas cifras aceptables, las dos semanas de cierre de las plantas de producción, la caída de los pedidos y una importación que prácticamente no ha existido, han trastocado las cifras de un mercado reducido a la mitad de lo que solía ser. De momento el interanual hasta abril acumula una caída del 10,2% con una evolución por tipos desigual.

Por tipos, las cisternas, que tienen un plazo de entrega más dilatado, con 346 unidades hasta mayo experimentan un crecimiento del 6,13% motivado por la renovación de contratos de distribución de carburantes, lo que se refleja en las 76 unidades de Cobo (+204%) y de Indox con 9 unidades (+200%). De hecho el tener que cumplir con los plazos de entrega llevó a que se permitiera la fabricación en las dos semanas de parón.

El otro sector que se ha librado es el de los furgones, que con 361 unidades, frente a las 178 de hace un año, crece un +102,81%. Aquí son Krone, con 177 semis frente 32 (+453,1%) y sobre todo Lecitrailer con 140, frente a 87 (+60,9%), los que protagonizan este inusual crecimiento, vinculado a dos operaciones en las provincias de Valencia y Gerona que ya se reflejaron en las cifras de hace un mes.

El resto de los segmentos acumulan caídas en mayor o menor medida. El de lonas, que supone entre el 35 y el 40% del mercado con 141 unidades matriculadas en abril y 1.034 unidades en el acumulado, frente a las 1.508 de 2019, acumula un retroceso del -31,43%, con caídas en las cifras de todos los fabricantes. Mientras, los frigos, el otro segmento que junto con las lonas suponen dos de cada tres matriculaciones, ahonda en la contracción que ya venía de marzo (-23,60%), de forma que con 84 frigos matriculados en abril, que fueron 222 en abril de 2019, cae un -30,27% en el acumulado cuatrimestral.

Por último los basculantes, con caídas menos contundentes, y 375 unidades hasta mayo, 55 en abril, caen un -17,40%. Aquí vuelve a ser Lecitrailer, con 33 unidades, el fabricante que más crece (+120%), gracias a la renovación de la oferta presentada en 2019.

Previsiones

Con una caída estimada en la entrada de pedidos del -10%, según Julio Viartola, secretario general de Asfares, y los datos de las matriculaciones diarias recogidas por Tráfico en los primeros días de mayo, las previsiones para los próximos tres meses son que el mercado pueda estar en un -50% de las cifras de años anteriores.

Un posible repunte en julio y el paréntesis de agosto, serían la antesala de una paulatina suavización de la curva durante el último cuatrimestre, para finalizar 2020 en el entorno de las 9.000 unidades (12.492 en 2019) que equivaldrían a una caída del 30% del mercado.

Con el antecedente de anteriores previsiones con un pequeño margen de error, seguro que más de uno firmaba ahora mismo esos números. Sólo hay que esperar 8 meses para confirmarlo.